La concejala de Bienestar Social, Carmen Querol, afirmó ayer que las instalaciones municipales del albergue de transeúntes y el comedor social ya han atendido, en los primeros seis meses del 2011, más de 38.300 servicios, frente a los 58.000 que se sirvieron durante todo el año pasado, con lo que se prevé que el número de servicios aumente de forma considerable con respecto al 2010.

Querol, que ha visitado estas instalaciones municipales, ha explicado que en los primeros seis meses fueron 10.314 los servicios que se llevaron a cabo en el albergue y 27.990 en el comedor.

La edila ha manifestado que el Ayuntamiento de Castellón “sigue comprometido de forma seria con estos servicios sociales y vamos a seguir llevándolos a cabo, ya que debido a la crisis son cada vez más personas las que acuden a estas instalaciones cuyo coste lo asume de forma íntegra el Ayuntamiento de Castellón con una aportación que supera los 544.000 euros y la gestión, a través de un convenio, la lleva a cabo Cáritas Diocesana”.

Carmen Querol también ha manifestado que el Ayuntamiento de Castellón activará el 1 de noviembre el protocolo del frío con el fin de prestar atención social y asistencial a las personas sin hogar y transeúntes que no disponen de vivienda. Este protocolo concluirá el día 30 de abril. H