El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha explicado esta mañana, tras la Junta de Gobierno del Consorcio de Residuos Urbanos del plan zonal III y VIII que se ha celebrado en Segorbe, que "la provincia de Castellón en estos momentos es autosuficiente en la gestión de residuos sólidos, siendo uno de los retos que nos marcamos para conseguir una gestión eficiente y seguiremos trabajando en el objetivo de que los ciudadanos tengan el mejor servicio posible con el menor coste posible".

Tanto es así que la planta de Algimia de Alfara tratará hasta 35.000 toneladas anuales de residuos urbanos procedentes del Consorcio Valencia Interior, quien abonará 1,5 millones de euros por el servicio de valorización y eliminación. Una solución “provisional y transitoria” hasta que finalice la construcción de sus instalaciones y que se prolongará hasta el 31 de diciembre de 2013. Así lo ha confirmado el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, tras la firma hoy en Segorbe del convenio de colaboración entre los Consorcios de las Zonas III y VIII (AG-2) y de las Zonas VI, VII y IX de la Comunitat Valenciana.

En total serán 55 los municipios de la Comunitat Valenciana que pasará a gestionar la instalación de residuos de Algimia de Alfara. De ellos 40 pertenecen a la provincia de Castellón (29 procedentes del Alto Palancia y Alto Mijares y 11 de la Plana Baixa) y 15 de la provincia de Valencia (15 municipios del Camp de Morvedre). Todos ellos se beneficiarán de la simplificación de trámites y demás ventajas que permite la economía a escala. Uno de los más evidentes es que los costos unitarios de producción disminuyen al aumentar la cantidad de unidades producidas.

El precio a aplicar por las operaciones de valorización será de 43,16 euros por tonelada, de los que la base será 39,97 euros y el resto corresponde al IVA. La cifra de 1,5 millones de euros es el resultante de la máxima cantidad de tratamiento aplicada, 35.000 toneladas anuales. Además, el acuerdo contempla ejercer el derecho de compensar los rechazos depositados, en el vertedero de Algimia de Alfara, en el vertedero del Consorcio de Valencia Interior cuando entre en funcionamiento.

Actualmente, la instalación de Algimia cuenta con una capacidad de tratamiento de 120.000 toneladas anuales que presta servicio a 210.000 habitantes de 56 municipios de las comarcas del Alto Palancia, Camp de Morvedre y parte de la Plana Baixa. En su puesta en funcionamiento se han invertido 30 millones de euros y se han generado 30 puestos de trabajo. La planta cuenta sus dos líneas de tratamiento: una destinada a la valorización de mezclas de residuos municipales, y la segunda para residuos orgánicos procedentes de la recogida selectiva municipal. El vertedero cuenta con un sistema de desgasificación del vertedero compuesto por una red de pozos verticales conectados mediante un sistema de tuberías que canaliza el biogás hasta la antorcha.

Moliner, que preside los tres consorcios de la provincia, también ha destacado que "terminamos el año con las tres plantas en marcha, con el 100 % de los habitantes de la provincia que tienen tratadas sus residuos dentro del territorio castellonense y con la capacidad total de tratar todo lo que se produzca, y desde la Diputación de Castellón seguiremos trabajando por mejorar este servicio al ciudadano".