Castellón, 23 dic (EFE).- El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) ha comunicado al Consejo Rector la aprobación por parte de Inspección de Trabajo de los dos expedientes de Regulación de Empleo (ERE) que afectan a los 138 trabajadores de su estructura, debido a la deuda contraída con la Generalitat.

Según han explicado fuentes del ITC a EFE, se trata de un ERE de carácter extintivo para 22 puestos de trabajo, que afectan mayoritariamente a la estructura interna y no a áreas ligadas a la actividad empresarial, y un ERE suspensivo que afecta a 116 personas, las cuales estarían en situación de desempleo, según el volumen de trabajo y como máximo un período de seis meses.

En el instituto trabajan cerca de 150 personas, aunque una parte de ellos corresponde a investigadores de la UJI y dependen directamente de la universidad, por lo que no se verán afectados por el ERE.

Según ha explicado el ITC en un comunicado, con estas medidas, más el ahorro en compras y servicios externos, el centro tecnológico espera ahorrar 1,5 millones de euros en 2012.

El Instituto contempla también una medida de reducción salarial que se negociaría individualmente y que se situaría entre un 5 por ciento para los salarios más bajos y un 20 por ciento para los más altos.

El director de ITC-AICE, Carlos Feliu, comunicó asimismo ayer al Consejo Rector la necesidad de tomar estas medidas al no haber obtenido por parte de la Generalitat, concretamente del IMPIVA, un compromiso de calendario de pagos de lo que ha calificado como "deuda consolidada", es decir, la que se arrastra de años anteriores y que asciende a 1,1 millones de euros.

Tampoco se ha logrado un calendario de pagos para la no consolidada, que se refiere a proyectos de I+D en los que se trabaja con financiación por adelantado y que asciende a 2,9 millones de euros.

Además, ha destacado, la previsión de este organismo es de reducir un 17 por ciento los fondos destinados a la investigación en este próximo ejercicio.

Carlos Feliu ha insistido especialmente en que la actividad con las empresas se mantiene y las expectativas para este próximo ejercicio continúan, por lo que el ITC seguirá ofreciendo servicio y atendiendo las necesidades del sector cerámico con todos sus recursos.

El director del ITC-AICE ha manifestado también el agradecimiento al respaldo unánime recibido ayer por parte del Consejo Rector y las Asociaciones Empresariales que conforman el entramado del sector, quienes se reafirmaron en la necesidad de contar con la labor fundamental del ITC, ya que el centro ha sido el motor de innovación y de avance de la industria a lo largo de más de 40 años.

Carlos Feliu ha afirmado que de no lograr estabilizar la situación económica hasta marzo de 2012, el centro podría verse obligado de nuevo a efectuar otro plan de ajuste de la estructura, pero sin dejar de prestar servicios y apoyo a las empresas.

Asimismo, ha manifestado su gratitud hacia todas las personas afectadas que, a pesar de su actitud y compromiso con el centro, se han visto obligadas a dejarlo, y que por su antigüedad en la empresa "suman más de 13.000 horas de conocimiento que se perderán". EFE