Castellón La Basílica del Lledó celebró ayer la Natividad del Señor. Se procedió a la bendición del Belén Monumental de la Basílica, que ocupa toda la escalera de acceso al Camarín de la Virgen y, a continuación, se celebró la misa, oficiada por el prior Josep Miquel Francés y cantada por Els Llauradors, que interpretaron villancicos. Y se ofreció a la veneración la imagen del Niño Jesús. Y muchos contemplaron de cerca la imagen de la patrona.