La Diputación ha adjudicado ya los contratos de los seguros de bous al carrer, que los ayuntamientos podrán asumir a través de su Central de Contratación y que les supondrá un ahorro de hasta 700.000 euros al año, entre un 20% y un 47% respecto a lo que pagaban anteriormente.

Los seguros que ha puesto la Administración provincial al servicio de los ayuntamientos son los de accidentes, responsabilidad civil en las calles y responsabilidad civil en las plazas de toros portátiles. Quedarán incluidos todos los gastos de defensa y de fianzas criminales derivados de los accidentes en los festejos.

El vicepresidente y diputado de Economía y Hacienda, Miguel Barrachina, explicó que “en estos tiempos de apuros económicos para los municipios por la caída en los ingresos, el hecho de ahorrar en las compras conjuntamente es una gran noticia”. El también portavoz del PP dijo que “comprar más barato, ahorrar o gastar menos, permitirá invertir la tendencia de la situación económica en los consistorios”. H