El baile de nombres de los castellonenses que podrían estar en la cúpula del PSPV-PSOE durante los próximos tres años ya ha comenzado. Tanto Ximo Puig como Jorge Alarte tienen en mente lo que puede ser su organigrama y, dependiendo de quién gane la secretaría general en la votación al mediodía de hoy, lo que es seguro es que marcará el mapa socialista en la provincia de Castellón.

Si las previsiones se cumplen y el alcalde de Morella consigue hoy los votos para suceder a Jorge Alarte, en la ejecutiva podrían estar el secretario de Organización en Castellón y diputado provincial, Francisco Valverde, una de las personas que ha estado a su lado en estos días de campaña; Adolf Sanmartín, alcalde de Cervera, y persona de su máxima confianza en Els Ports. Susana Ros es otro de los nombres que suena como un guiño al secretario general del PSPV provincial, Francesc Colomer. También podría entrar la diputada provincial de Almenara, Estibaliz Pérez, --o el alcalde de este municipio Vicent Gil-- que hace tres años no le votó, pero que ahora se ha volcado con el de Morella.

En cuanto al cuadro más importante de la ejecutiva, para la presidencia del partido --ahora es Óscar Tena--, la idea de Puig es que sea una persona de peso y de trayectoria, que bien podría recaer en Ciprià Ciscar, que ha sido uno de los que le han apoyado. Es posible también que compense a Francesc Romeu --si al final le apoya-- y a Leire Pajín con dos vicesecretarías, bien para ellos o para dos personas afines. Y para secretario de Organización, suena el lermista Alfred Boix.

En caso de que Alarte consiga revalidar cargo los interrogantes son mayores. Eso sí, el actual secretario general seguirá contando con Óscar Tena, quien ha estado a su lado durante los últimos tres años; Clara Tirado, una de las primeras en apostar en Castellón por el de Alaquàs cuando este era un auténtico desconocido; Francisco Toledo, su fichaje para encabezar la candidatura autonómica por Castellón -cuando aniquiló la que presentó Francesc Colomer- y portavoz adjunto del grupo socialista en Les Corts; y José Benlloch, uno de los pocos alcaldes socialistas de peso y diputado autonómico porque Alarte así lo quiso.

Es un esbozo, pero quedan horas de reuniones y negociaciones y seguro que habrá cambios. H