El presidente de la Diputación, Javier Moliner, ha mantenido esta mañana una reunión de trabajo con la Consellera de Infraestructuras, Medio Ambiente y Territorio, Isabel Bonig. El objetivo de la cita ha sido avanzar entre cuestiones importantes para la provincia de Castellón: la coordinación en los trabajos de las infraestructuras pendientes en la provincia; coordinar las gestiones a realizar entorno al proyecto del AVE y el Corredor Mediterráneo a su paso por la provincia; y el inicio de contactos con el Ministerio de Fomento para incluir las soluciones cerámicas en el nuevo Código Técnico de la Edificación.

“Es un momento en el que la colaboración interinstitucional es determinante y decisiva, en esta reunión hemos repasado algunos temas pendientes dentro de la agenda de trabajo que habíamos proyectado. Entendemos que hay mucho tiempo de trabajo en el que, a pesar de la dificultad económica, podemos hoy intensificar las vías de colaboración”, ha señalado Moliner.

En primer lugar, consellera y presidente han llegado al acuerdo de activar una comisión de seguimiento de los convenios comprometidos entre Diputación y Generalitat para la ejecución de obras y carreteras de la provincia. Dichos proyectos se enmarcan dentro del Convenio 2003-2004 de Infraestructuras y Transporte. La comisión se encargará de estudiar la prioridad de los proyectos pendientes y de llevar a cabo por orden las obras y vías a realizar.

Moliner ha subrayado que “en materia de infraestructuras, teniendo en cuenta los terribles momentos que estamos viviendo y la disponibilidad presupuestaria, se planificarán actuaciones que generen algo tremendamente importante para una provincia como la nuestra: Tener una red viaria capilar hacia el interior de calidad que permita permeabilidad no solo a los habitantes de las mismas sino también a miles de turistas que nos visitan al año”.

En segundo lugar, han tratado el desarrollo de una agenda de contactos a nivel institucional de Generalitat y Diputación con los Ministerios para la coordinación, supervisión y seguimiento del cumplimiento de plazos de todas las actuaciones entorno a las grandes infraestructuras del AVE y el Corredor Mediterráneo cuyo trazado cruza la provincia de Castellón.

“Una vez adoptado el compromiso firme por parte del Gobierno de hacer llegar a Castellón estas grandes e importantes infraestructuras, es fundamental que vayamos todos coordinados para poder ir resolviendo las pequeñas cuestiones que puedan ayudar a que lleguen en las mejores condiciones posibles”, ha resaltado el presidente provincial.

Por último, han abierto una nueva línea de trabajo para entablar negociaciones con el Ministerio de Fomento, bajo el objetivo de que la cerámica tenga presencia en el Código Técnico de la Edificación a través de la homologación del proyecto Solconcer. Esto permitirá que los prescriptores, que al final son los que acaban eligiendo los materiales que van en una obra, arquitectos, aparejadores, técnicos del área en general, tengan como primera opción en su toma de decisiones los productos cerámicos.

“Hemos trasladado un proyecto en el que tenemos mucha confianza, el proyecto Solconcer, una herramienta que estamos desarrollando de la mano del sector cerámico. Es determinante que desde Generalitat Valenciana se haga saber al Ministerio de Fomento la necesidad de contemplar Solconcer”, ha enfatizado Javier Moliner.