El alcalde de Castellón, Alfonso Bataller, pidió ayer en Madrid que se focalicen en el acceso ferroviario sur al puerto los 15 millones de inversión previstos para conectar la instalación portuaria al futuro tercer carril. Eso sí, siempre que se cumpla a rajatabla el plazo del año 2015 que maneja el Ministerio de Fomento para ejecutar la infraestructura.

Así lo trasladó el primer edil al presidente de la empresa pública Adif, Enrique Verdeguer, en la reunión que ambos mantuvieron con la asistencia del responsable de la Autoridad Portuaria, Juan José Monzonís, según explicó tras la reunión a Mediterráneo.

Existe el temor en el consistorio castellonense de que, ante la extrema dificultad económica actual, el Gobierno dilate aún más los plazos para conectar ambos enlaces al tercer carril. El acceso ferroviario norte fue concebido como la solución provisional menos mala para permitir la entrada y salida de mercancías del puerto en tren, pero la opción preferente es la sur por su fácil conectividad con el polígono del Serrallo y la dársena sur del puerto. De ahí que Bataller y Monzonís prefieran amarrar esa obra. Verdeguer prometió ayer a la delegación castellonense agilizar el proyecto constructivo del tercer carril para que este mismo año esté redactado, sea incluido en el presupuesto del 2013 e incluya el acceso ferroviario sur al Puerto.

Según el estudio que presentó el pasado 23 de abril la Generalitat, el tercer carril de ancho internacional junto a las actuales vías entre Francia y Castellón cuesta algo menos de 1.000 millones de euros. Incluye apartaderos de 750 metros para que puedan estacionar trenes de esta longitud. Una inversión que se hará bajo la fórmula público-privada, aunque Fomento promete asumir el importe global si no aparecieran empresas interesadas.

El segundo punto importante que Bataller abordó con Verdeguer fue el AVE. El alcalde le pidió que el proyecto de ampliación de la estación de Renfe de la calle Pintor Oliet para abordar la llegada de la alta velocidad incluya también la construcción del párking subterráneo de tres plantas que el consistorio pretende situar en la explanada anexa ocupada ahora por varias empresas de alquiler de vehículos. Según afirmó Bataller, Verdeguer se mostró receptivo siempre que se haga también bajo la fórmula financiera público-privada.

También hablaron de desafectar la antigua N-340 para trazar a largo plazo el TRAM a Vila-real.

Bataller aprovechó la visita a Madrid para reunirse con la ministra de Fomento, Ana Pastor, a quien pidió celeridad en la licitación del AVE a Castellón. Según el alcalde, Pastor prometió poner todo su empeño para lanzar la subasta de las obras entre mayo y junio por un importe que rondará los 800 millones de euros. H