Castellón Un cargamento con 15 toneladas de ayuda humanitaria partió ayer del centro logístico que tiene Cruz Roja Española en Cabanes con destino Jordania, para asistir a 1.500 familias desplazadas a ese país que están afectadas por los disturbios que vive Siria. El convoy se compone de 1.500 kits de higiene y 2.297 bidones de 20 litros para almacenar agua. La directora general de Integración, Herminia Palomar, y la presidenta de Cruz Roja en Castellón, Flores Higueras, entre otros, presenciar la carga.