El Mercat Solidari que activará la Asociación de Vendedores del Mercado Central de Castellón permitirá habilitar desde esta misma semana hasta el mes de diciembre varios estands solidarios “para que los comerciantes y los ciudadanos que lo deseen depositen los alimentos perecederos y no perecederos que quieran donar a las personas más necesitadas”, explicó ayer la concejala de Bienestar Social, Carmen Querol.

La iniciativa, que también tiene el apoyo de Caja Rural Castellón y de la Diputación, prevé almacenar los bienes en el Banco de Alimentos y en otras entidades benéficas como el comedor del padre Ricardo, Cáritas --que se encarga del albergue y el comedor municipal de transeúntes--, o las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, que gestionan el centro social Marillac. H