La portavoz municipal del PSPV-PSOE en Castellón, Amparo Marco, propuso ayer “dar un giro social” a la política económica municipal y para ello insistió en la necesidad de crear un Fondo Municipal para el Empleo, con el incremento de la recaudación fiscal del impuesto sobre bienes inmuebles (IBI). “Los impuestos que pagan los castellonenses deben destinarse a mejorar los servicios públicos y a dinamizar la economía, y no solo a pagar la deuda monumental que ha originado el PP”, apuntó. Los socialistas defenderán en el pleno municipal de hoy una moción en ese sentido.

Por su parte, el portavoz municipal del Bloc, Enric Nomdedéu, anunció que en el pleno de hoy apoyará la moción del PSPV y EU que plantea revisar el padrón fiscal del IBI e incorporar los bienes de la Iglesia que correspondan. “A día de hoy, el equipo de gobierno todavía no nos ha facilitado la información para saber si las deducciones se aplican como toca o si, por contra, hay bienes de la Iglesia que tienen exenciones que no les corresponden, por eso apoyaremos la moción en el pleno”, afirmó Nomdedéu.

El pleno aprobará una modificación de créditos para pagar 262.000 euros a Dragados a raíz de una sentencia judicial, así como la adhesión de Castellón a la Red Española de Ciudades Inteligentes, entre otros asuntos. H