--Efectivamente, estas obras continúan actualmente en fase de estudio informativo para determinar la alternativa más adecuada.

-¿Es viable el trazado por el interior de la provincia? En ese caso, ¿habría parada en el aeropuerto?

--Como le decía, en estos momentos se están estudiando todas las alternativas posibles.

-Con los trámites que restan, ¿cree que este AVE puede estar en el 2020, como pide Ferrmed?

--Actualmente se están estableciendo las prioridades de nuestra red ferroviaria y reprogramando inversiones en función de la disponibilidad presupuestaria. En este sentido, prefiero no hablar de plazos, pues nuestro principal objetivo es continuar avanzando en los proyectos. En cualquier caso, pretendemos que la infraestructura esté lo antes posible.

-En este tramo hay una obra fundamental para Castellón: la eliminación del tramo de vía única entre Vandellós y Tarragona. Estaba previsto que estas obras se retomasen este año. ¿Hay dinero?

--Esta actuación, que fue encomendada a Adif por el consejo de ministros el 11 de mayo, permitirá eliminar un cuello de botella y mejorar los tiempos de viaje. Tenemos que evaluar en qué situación se encuentran los trabajos, habiendo ya dotado los presupuestos de este año.

-En la provincia hay otro tema ferroviario clave, el acceso a la dársena sur del puerto en tren. ¿Comparte este punto de vista?

--El alcalde de Castellón nos ha trasladado esta propuesta, que junto a la Generalitat estudiaremos. Nuestra prioridad es acelerar la ejecución de todas las actuaciones que repercutan en la actividad económica.

-Actualmente se está redactando el estudio informativo. ¿Se va a acelerar este trámite?

--También es nuestro objetivo que el estudio informativo continúe avanzando, y Adif hará todo lo posible para impulsar este proyecto y contribuir a su ejecución, para lo cual estamos tratando de acortar los plazos de ejecución.

-¿Hay previsiones sobre cuándo puede estar en uso?

--Nuestra intención es dar una solución definitiva a la salida del puerto y trabajaremos para materializar la opción que se estime más adecuada. Por prudencia y coherencia, no somos partidarios de anunciar plazos.

-A ella está vinculada la plataforma logística. ¿Cómo se encuentra esta actuación?

--Adif adoptará todas las medidas y desarrollará todas las actuaciones que el Ministerio de Fomento determine en esta actuación, como gestor y administrador de las infraestructuras ferroviarias, pero es al Ministerio al que corresponde la planificación.

-Todo esto está relacionado con el corredor mediterráneo. El primer paso en este eje es la implantación del tercer carril. ¿Cómo se va a desarrollar la obra?

--La implantación del tercer carril en el Corredor, tal y como ha manifestado la ministra de Fomento, es una actuación fundamental y brindará nuevas oportunidades a las empresas. En estos momentos, a través de Ineco se está estudiando cómo llevar a cabo este proyecto.

-¿Qué cree que puede aportar a la economía española, valenciana y provincial?

--Se trata de una infraestructura tremendamente importante para la conexión con Europa y, por lo tanto, debe redundar en beneficio de la competitividad de nuestras empresas en un marco en el que la internacionalización desempeña un papel clave.

-Entre los empresarios existe preocupación porque el tercer carril, que no significa más vías para los trenes de mercancías, pueda retrasar el Corredor. ¿Cómo se va a planificar el resto de este eje, que es una obra muy cara?

--Se trata de actuaciones compatibles y, por tanto, se establecerá una programación de las obras que facilite la ejecución progresiva de los trabajos, teniendo siempre en cuenta que el entorno actual nos hace ser más selectivos.

-Lleva ya más de tres meses como presidente de Adif. ¿Qué supone para usted?

--Es un reto. España ha avanzado mucho en el ámbito ferroviario, especialmente en alta velocidad, en los últimos años, pero en las actuales circunstancias es necesario introducir la máxima eficiencia y el mayor rigor posible. Mi objetivo es tratar de gestionar las infraestructuras ferroviarias atendiendo a criterios de racionalidad económica y sobre la base de que el modelo anterior no es sostenible en estos momentos, sin olvidar la existencia de criterios de bienestar social.

-¿Cuáles son sus objetivos?

--Adif tiene que ser una empresa financieramente sostenible, con una gestión basada en el rigor y la racionalización económica. Asimismo, tenemos que mantener una posición de liderazgo en la internacionalización del sector ferroviario español para que las empresas puedan ampliar su presencia en el exterior.

-Es valenciano y su cargo anterior fue el de conseller de Economía en la Generalitat. ¿Cómo ve la situación del Gobierno autonómico?

--Creo que el presidente Fabra y su equipo están trabajando con total compromiso e implicación para que la Comunitat vuelva a la senda de la estabilidad y el crecimiento. Lamentablemente, y yo lo he experimentado durante siete meses, su tarea no es sencilla. Además, la Comunitat ha estado en los últimos tiempos en el foco de atención con temas más bien negativos, lo que creo ha redundado negativamente en nuestra autoestima y en la percepción que se tiene de nosotros de manera, muchas veces, injusta y desproporcionada. Sin embargo, estoy convencido de que ésta es una gran tierra con gente extraordinaria y, por lo tanto, trabajando conjuntamente y sin protagonismos, recuperaremos esa autoestima.

-¿Cree que se debería adoptar alguna medida más?

--Creo que se han adoptado ya muchas medidas tanto a nivel nacional como en la Comunitat. Ahora se trata de, entre todos, ayudar a generar actividad económica y valor añadido. Ese es el gran reto al que tanto las administraciones como el sector privado debemos hacer frente. Para ello es necesaria la colaboración y el espíritu constructivo, cuestión que lamentablemente echo en falta en muchos ámbitos. Al final, no hay nada peor para la recuperación económica que la crispación y el miedo porque, aparte de los problemas, que evidentemente los hay y muy importantes, la economía tiene un factor muy importante que es la psicología, el estado de ánimo y, desgraciadamente, entre todos, eso lo estamos cuidando muy poco. H