Los alcaldes de la provincia reivindican la continuidad de la obra social de la Fundación Caja Castellón-Bancaja. Así, el alcalde de Castellón, Alfonso Bataller, destaca que “siempre ha sido muy activa en la ciudad organizando talleres, actividades, conferencias y otros eventos. Confío en que pueda seguir ofreciendo todas estas posibilidades sociales y culturales a nuestros convecinos, ya que siempre ha formado parte de la ciudad por su dinamismo y compromiso con Castellón”.

Más reivindicativo, el primer edil de Vila-real, Juan José Benlloch, argumenta que “no tiene ningún sentido aportar ni un euro más a Bankia si no se garantiza el mantenimiento de la labor social de entidades tan significativas para Vila-real y la provincia como la Fundació Caixa Castelló Bancaixa”. Recuerda que “se ha invertido mucho dinero público en este tipo de acción social y no podemos permitir que desaparezca la razón social y la esencia de las cajas, que los responsables han acabado arruinando”.

Destaca que “la colaboración de Vila-real con la Fundació Caixa Castelló-Bancaixa es fundamental en cuestiones como el Festival Internacional de Teatre al Carrer, las fiestas o el patrimonio de la fundación en la ciudad”.

Mientras, el alcalde de Burriana, José Ramón Calpe, confía en que se cumpla el convenio para la financiación de actividades culturales y deportivas en la ciudad ya suscrito con la fundación por importe de 10.000 euros y que, una vez saneada la entidad, el aporte vuelva a ser mayor como en años anteriores (era de 20.000).

Calpe también espera que se mantenga la actual cesión del Museu-Arxiu de la Taronja, perteneciente a la Fundación Caja Castellón-Bancaja y cedido a la fundación del Museo. H