La sede de Pymec en Castellón albergó ayer la asamblea general de la Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunitat Valenciana (Covaco), en la que se abordó la necesidad de continuar con el cambio del modelo asociativo para depender menos de la Administración y poder seguir sirviendo al comercio. A esta conclusión se llegó tras reconocer la situación a la que la deuda de la Generalitat está llevando a las organizaciones que conforman Covaco y a la propia Confederación, según detallaron desde la misma.

El único objetivo que estuvo encima de la mesa fue el de encontrar soluciones que ayuden al sector a salir de la actual situación económica.

En este sentido, la presidenta de Covaco, Encarna Sanchis, destacó que “estamos obligados a abordar un cambio de modelo asociativo”. A pesar de esta evolución para depender menos de la Administración porque el dinero “sigue sin llegar”, los asamblearios reclamaron el apoyo de los poderes públicos para que se puedan poner en marcha medidas para que el comercio pueda “acceder al crédito, crear empleo y generar riqueza”.

En la cita se aprobaron la memoria y cuentas del 2011 y el presupuesto de este año. H