Todos los centros docentes tendrán una unidad de formación específica que a través del responsable de formación hará las propuestas y coordinará las acciones formativas y de innovación educativa. Lo anunció ayer la Conselleria de Educación, que presentará en las próximas semanas, este nuevo modelo de formación permanente para el profesorado no universitario.

De esta forma, los centros educativos tendrán un papel protagonista. La Conselleria descentralizará así la formación de los docentes, atendiendo la petición de todas las entidades participantes en el proceso de definición del plan de choque contra el fracaso escolar. En concreto, las permanentes de directores transmitieron la necesidad de acercar el modelo formativo a los centros. H