Las catas arqueológicas realizadas en el futuro trazado del bus guiado por el centro histórico de Castellón no han revelado la existencia de restos relevantes, por lo que las obras no sufrirán ninguna demora. Así lo aseguraron ayer fuentes conocedoras de los sondeos, ejecutados hasta ahora en la calle Zaragoza, la plaza Cardona Vives, la calle Campoamor y en la plaza de la Independencia.

La empresa adjudicataria de las obras acomete ahora las catas preceptivas en la plaza Hernán Cortés mientras en los próximos días hará lo propio en los viales más céntricos de la capital: Alloza, Enmedio, Vera y en la calle Mayor. En todos los casos, los trabajos arqueológicos autorizados por la Conselleria de Cultura finalizarán durante el mes de julio.

SIN RETRASOS // Fuentes conocedoras de las obras del TRAM afirmaron que no existe ninguna previsión de que esos sondeos destapen restos relevantes, por lo que los trabajos del bus guiado seguirán el cronograma previsto. De momento solo se han hallado restos de la antigua muralla medieval y un pavimento sin datar en la plaza Cardona Vives mientras en La Farola solo han salido restos de la vieja muralla carlista. En ambos casos los hallazgos arqueológicos serán tapados.

En septiembre está previsto que finalicen las obras de semipeatonalización de la calle Zaragoza, mientras comenzarán los trabajos previstos en la otra mitad de la calzada del tramo afectado de la calle Gobernador. H