Los profesionales del sector sanitario, médicos, enfermeros y farmacéuticos, denuncian que no tienen información oficial sobre el nuevo modelo de gestión que entrará en vigor el 1 de enero del 2013 y demandan tener voz en su elaboración, al considerar que con consenso y diálogo con ellos se podrían alcanzar soluciones satisfactorias para todas las partes, sobre todo para los pacientes, que son los usuarios finales.

El más reivindicativo en este sentido fue el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Castellón, José Antonio Herranz. “Estamos dispuestos a asumir los cambios necesarios para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario, pero lamentamos la falta de diálogo, porque pensamos que, entre todos, con consenso, se podrían alcanzar resultados más beneficiosos”, manifestó.

Desde el colegio de enfermería, por su parte, critican que ante el cambio tan importante en la sanidad pública que se avecina para el próximo año, no disponen de información al respecto, pese a haberla solicitado a la Administración autonómica.

En la misma línea se pronunció el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos, Jesús Bellver, reconociendo no tener noticias oficiales sobre la futura forma de gestionar la sanidad. Además, valoró la supervisión de la prescripción médica en manos privadas, asegurando que “no hay mayor control en la administración que en la factura farmacéutica, puesto que se informa y se informatiza todo: qué médico receta qué medicamento, cuánto cuesta la medicina, a quién se le ha recetado y cuál ha sido el coste total de la medicación de una persona”.

También se pronunció la recién creada Asociación Ciudadana en Defensa de la Sanidad Pública de Castellón, que augura que el nuevo modelo de gestión “mermará la calidad de la asistencia y la eficacia de los profesionales, ya que, en base a lo que ha pasado en otras zonas donde se ha aplicado, reducirá el número de personal, disminuyendo el tiempo que se presta en la atención a los pacientes”. “Tememos que los cambios y recortes continuos que se están aplicando sean más agresivos con el nuevo modelo”, insisten. H