La Diputación aportará más de 15.000 euros a los Ayuntamientos de Villanueva de Viver y Xert para garantizar el suministro de agua potable a su población ante este verano, que se presenta como uno de los más secos.

Según señalaron desde la institución provincial, el presidente de la Diputación, Javier Moliner, el pasado viernes, firmó el convenio con Villanueva de Viver. Gracias a este acuerdo, el ente provincial pagará 6.565 euros para abonar la práctica totalidad de la sustitución de las instalaciones de bombeo, un coste que el Ayuntamiento no podía asumir.

En el caso del municipio de Xert, la Diputación asumirá casi toda la inversión necesaria, con 9.000 euros, para la adquisición e instalación de una bomba de agua potable para el abastecimiento de la población.

Competencias // En el marco del debate abierto respecto al reparto de competencias entre administraciones públicas, Javier Moliner reivindica que la Diputación asuma “todas las competencias en materia del ciclo integral del agua”. A su juicio, la institución provincial es la que mejor conoce el problema y quien “más capacidad tiene para poder resolver las carencias hídricas que ya hoy nos toca solucionar. Según señaló, el presupuesto para garantizar estos servicios a todos los ayuntamientos de Castellón se aproxima a los 15 millones de euros anuales.

Respecto a los sondeos de abastecimiento, la Diputación ya ha estudiado y propuesto la realización de 49 de ellos, con un importe de 29 millones de euros en los últimos dos años. Moliner se mostró preocupado por la situación de los acuíferos provinciales con la llegada de la época estival y el incremento del consumo. H