El Ministerio de Fomento no tiene ninguna fecha y es incapaz de concretar con “rigor” plazos para la mejora de sus carreteras. Esta es en pocas palabras la respuesta que ayer dio el Ministerio que preside Ana Pastor al diputado del grupo mixto por Compromís, Joan Baldoví, a una pregunta escrita sobre cuándo tiene previsto ejecutar la autovía de la Plana CV-10 en el trabajo Vilanova d’Alcolea (aeropuerto)-La Jana, en el límite con Cataluña.

TRES TRAMOS // La responsable de las obras públicas se limita en su escrito a recordar que el trazado se ha dividido en tres tramos (Vilanova-les Coves, les Coves-Salzadella y Salzadella-Traiguera), “todos ellos en fase de proyecto, por lo que en estos momentos no resulta posible establecer con rigor un plazo para la finalización de esta infreastructura”.

Pastor añade que, todas las previsiones de este proyecto, la programación de inversiones y los calendarios de ejecución “quedarán establecidos en el contexto de la nueva planificación viaria que está elaborando el Ministerio, en el plan 2012-2024, y en el marco presupuestario previsto”. La realidad es que la prolongación de la CV-10 hasta Cataluña debía estar ejecutada desde el año 2010, y que los proyectos constructivos acumulan años de retrasos, aún hoy sin fecha. Solo la Generalitat ha hecho su parte del proyecto, entre la Pobla y el aeropuerto.

El diputado por Castellón de Compromís, Josep Maria Pañella, criticó que el Gobierno central “no tenga ni una fecha para el inicio de las obras” y que el eje “solo exista sobre el papel”. H