EL PLENO del Consell aprobó ayer un convenio de colaboración entre la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente y la Diputación de Castellón para financiar las ayudas a las líneas de transporte de viajeros de las áreas rurales, que lo garantice en las zonas con baja densidad de población. La financiación al programa de ayudas en toda la Comunitat para este año asciende a 290.600 euros, de los cuales la Diputación aportará 50.000. Así se garantiza la continuidad de unas líneas que, por la escasez de viajeros, no son viables sin subvenciones.