La junta de portavoces elevó ayer al pleno del próximo jueves la aprobación de los presupuestos del 2013 del Ayuntamiento de Castellón, de los patronatos de Deportes y de Turismo, y de la Fundación de Fiestas, cifrados globalmente en 163.656.092 euros. Las cuentas verán la luz con una reducción en el gasto de unos 10 millones de euros respecto a las actuales con el objetivo de equilibrarlas durante el próximo ejercicio para poder así invertir a crédito en 2014.

El recorte del gasto corriente se centra en partidas como las subvenciones a colectivos ciudadanos, que menguarán un 10%; la rescisión del alquiler de un buen número de locales; la subida de tasas para autofinanciar los servicios municipales; o la rebaja de la carga económica de los salarios en casi un millón de euros, entre otras partidas.

El pleno también aprobará la cuarta modificación del presupuesto de este año para destinar 3,8 millones de euros a reducir el endeudamiento. De esa cantidad, 3,4 millones proceden de transferencias del Gobierno por ingresos de impuestos y otros 210.182 euros de la indemnización de la compañía aseguradora por los daños del incendio que sufrió el almacén de gaiatas.

El concejal del PSPV Javier Peris avanzó su rechazo a esta modificación de créditos porque esos 3,8 millones “no se utilizarán para ayudar a las personas sin recursos ni facilitará la creación de empleo por las empresas y autónomos”, afirmó.

El PP rechazará una moción de EU para que toda la corporación municipal se baje el sueldo el mismo porcentaje que sufrirán todos los empleados. H