Junto a la rotonda central, en la que se servirá el vino joven, más corriente, el nuevo Mesón del Vino, que se instalará en el antiguo recinto del mercado del lunes, en la avenida del Mar, “contará con ocho casetas en la que 16 firmas vinícolas de la provincia (dos por estand), ofrecerán sus caldos más selectos y de mejor calidad”.

Así lo anunció ayer Jesús López, presidente de la Junta de Festes, al término de una reunión mantenida con representantes de las 20 bodegas existentes en la provincia para ir perfilando uno de los espacios del que será un nuevo punto festero en la ya cercana semana de la Magdalena, y en el que se incluirán también una carpa de cervezas del mundo y otra de marisco gallego.

SEGURIDAD Y LIMPIEZA // López apuntó anoche que todavía quedan algunos aspectos por concretar en el recinto del Mesón, “como es el tema de la seguridad privada, la limpieza, los vasos, bien de plástico o de cristal, en los que se servirá el vino, o el precio de los tíquets, que rondará entre un euro y 1,50, el número de tíquets necesario para adquirir una de las botellas de vino de calidad, así como las características del montaje”. Unos detalles “que se irán resolviendo en los próximos días”, manifestó a este diario.

Asimismo, el titular del máximo órgano festivo elogió la buena disposición de las empresas vinícolas de Castellón para participar en esta iniciativa.

“El jueves mantendremos una nueva reunión en la que se irán acordando algunos de estos aspectos que todavía quedan en el aire”, relató López, quien recordó que, tras el cierre de la etapa de Els 20 del 88 como organizadores del Mesón del Vino, desde su fundación a finales de la década de los 60 del pasado siglo, “no podíamos perder la riqueza de un espacio festero que es ya un clásico, enfocándolo para promocionar los vinos de nuestra tierra, que son también de mucha calidad, y que, además, tienen también mucha aceptación entre los propios castellonenses”.