Empezó a hacer deporte antes del verano y en poco tiempo se ha convertido en un asíduo de la ronda de circunvalación de Castellón. “Hago bicicleta y natación. Con la bicicleta voy una hora al día y la verdad es que me siento mejor”, confiesa este químico.

Jaime asegura que su objetivo es perder unos kilos y mantenerse en forma. “La verdad es que me siento muy bien y pienso seguir con el deporte durante mucho tiempo”. H

Ana tiene dos niños (el pequeño acaba de cumplir seis meses) y andar es la única actividad que le permite hacer algo de deporte sin tener que dejar a los pequeños con los abuelos. Por eso cada día sienta a los niños en el carro y, junto a su madre y hermana, camina a buen ritmo por la ronda de Castellón. Lo hace dos veces al día. “En total, tres horas al día, las suficientes como para recuperarme rápidamente del último parto y mantenerme en forma”, dice. H

Tiene 84 años y una vitalidad que muchos la quisieran. Este pensionista de Castellón asegura que el secreto de su buena salud es llevar una buena alimentación y caminar dos horas todos los días. “A nuestra edad no podemos estarnos todo el día en casa, hay que moverse”, defiende.

Rafael no rompe su rutina ni cuando está fuera de Castellón. “Este verano he estado en Vilafamés y Benicàssim, y nadie me quitaba mi paseo”. H