LA PORTAVOZ municipal del Bloc-Compromís en Castellón, Ali Brancal, cifró ayer en 525.800 euros la deuda que mantiene la Generalitat con el consistorio por las fases II y III de las Escuelas Taller. A esa cifra se le añadirán los 260.000 euros de la última fase, por lo que el montante total será de 792.655 euros, según Brancal. El pleno aprobará mañana por unanimidad, a petición de su grupo, exigir al Consell que salde esa deuda ya que ese dinero lo ha avanzado el consistorio castellonense.