El teniente coronel de la Comandancia Provincial de la Guardia Civil de Castellón, Juan José Miralles valoró “muy positivamente” la creación de este operativo especial para frenar los robos en el campo, por ser “necesario”. “Estamos en un contexto en el que han ido aumentando los delitos, y esta unidad especializada era una demanda en la que se ha ido trabajando este tiempo y que ahora debía atenderse, como en su día se atendieron los delitos marítimos y los medioambientales”, dijo.

“Los nueve agentes especializados que conforman los tres grupos en la provincia, en Castellón, Burriana y Vinaròs trabajarán codo con codo con el resto de efectivos de la Guardia Civil, que apoyarán al máximo a los Roca, junto con otros cuerpos de policía y en colaboración con los agricultores, sobre el terreno”, señaló el teniente coronel. “Las unidades se crean porque hay una demanda social, y, sobre la mesa, unas cifras de delitos que han conseguido bajarse en el campo a base de actuaciones como estas”, señaló. H