Operarios de la empresa adjudicataria de las obras del TRAM en la calle Gobernador empezaron ayer a tapar los restos arqueológicos de la antigua muralla liberal que impedían culminar los trabajos en este punto, tal como corroboró Mediterráneo.

Se cumple así la decisión de las consellerias de Infraestructuras y de Cultura, así como del Ayuntamiento de Castellón, de sepultar por un período indefinido la torre del antiguo portal del Migdia del siglo XIV, el perfil del viejo puente de madera y el baluarte de la muralla que circundaba el casco antiguo de la capital. Al menos, hasta que el Consell disponga de fondos económicos para poner en valor los restos. Mientras tanto, una placa testimoniará a vecinos y turistas la presencia en el subsuelo de los restos.

La adjudicataria de los trabajos del TRAM marcará en la superficie la disposición de la muralla y trazará el recorrido con un cubrimiento diferente para aflorarla de manera rápida y sencilla cuando haya voluntad presupuestaria.

Cuando exista disponibilidad económica, el Consell decidirá si los restos de la muralla permanecerán semisoterrados y visibles desde la superficie mediante un cristal o, por el contrario, los castellonenses y los turistas podrán acceder a los mismos a través de una escalera u otra solución técnica similar.

Con el cubrimiento del tramo de la vieja muralla, solo resta por resolver el paso del bus guiado por el parque Ribalta y adjudicar las obras en los primeros 590 metros de la avenida del Mar.

La portavoz municipal de EU, Carmen Carreras, criticó ayer la “desinformación” del PP en este asunto. “La conselleria dijo que no había dinero y el alcalde Bataller les dio la razón, cuando la realidad es que nunca se ha presupuestado ninguna actividad, ni mucho menos las diversas alternativas a las cuales teóricamente no se puede hacer frente”, razonó. “El Ayuntamiento ni siquiera se ha planteado anticipar el dinero y que la Generalitat pague más tarde, como está ocurriendo con el Palau de la Festa, simplemente se tapa, vulnerando una decisión del pleno de la ciudad y sin dar ninguna explicación más que la falta de dinero”, añadió. H