La portavOZ municipal de EU en Castellón, Carmen Carreras, criticó ayer la “deriva ideológica” que está imponiendo el PP en la ciudad, y que tiene un efecto claro en el nuevo convenio propueto por el equipo de gobierno. “Se habla del nuevo convenio como si fuera aséptico y no supusiera ninguna pérdida para los trabajadores, pero la realidad es que modifica sustancialmente las condiciones de trabajo de ordenanzas, brigadas y conductores, que tendrán un horario cambiante”.