La Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunidad Valenciana, Aerte, insistió ayer al Ministerio de Hacienda para que actúe con el objeto de resolver el bloqueo del pago de deuda acumulada que, desde la Conselleria de Bienestar Social, mantiene con el sector de centros de atención a dependientes.

El promedio de tiempo sin abonar las cantidades pendientes en la Comunitat es cuatro veces superior a la media. A dÍa de hoy, la deuda es de 100 millones en la Comunitat.

Aerte cifra en 15 millones la deuda con el sector de la dependencia en Castellón. De ellos, 9 millones corresponden a la deuda con los servicios públicos de gestión privada en la provincia de Castellón, pendientes de cobro desde noviembre de 2012.

Otros 4.9 millones correspondientes a los servicios de accesibilidad social en la provincia pendiente de cobro desde diciembre de 2012.

A ello hay que sumar 900.000 de euros de los bono-residencias que se adeudan desde enero de 2013 y 930.000 euros correspondientes a servicios que prestan a las residencias y servicios de atención a los mayores del sector solidario (Lares) en la provincia.

El sector da empleo de forma directa a 1.700 personas en la provincia de Castellón y prestan unos servicios de asistencia a 2.500 personas en la provincia de Castellón, en su mayoría mayores y discapacitados, según informaron fuentes del sector. H