El dispositivo municipal para la festividad de Todos los Santos facilitará la movilidad a los cementerios de Castellón de unas 50.000 personas. De esta forma, los dos camposantos municipales abrirán a partir del 28 de octubre y durante toda la semana que viene de forma ininterrumpida de 9.00 a 18.00 horas. La única misa de difuntos se oficiará a las 11.00 en el cementerio de San José por parte del obispo, Casimiro López Llorente.

Como en años anteriores, se mantendrán los aparcamientos reservados para discapacitados. Además, el 30 de octubre habrá 10 puntos de circulación cubiertos por Policías o agentes de movilidad desde las 8.00 hasta las 14.00 horas, y también 10 puntos de circulación cubiertos desde las 14.00 hasta las 18.30.

El consistorio reforzará las líneas de autobús urbano que tienen parada en el cementerio en frecuencias para atender a todos los usuarios. H