Canal 9 ya es historia. A las 12.19 de la mañana la televisión autonómica valenciana ha desaparecido del espacio radioeléctrico de la Comunitat.

Después de más de 12 horas de emisión ininterrumpida por parte de los trabajadores de Ràdio Televisió Valenciana, el secretario judicial, acompañado por la Policía Nacional, ha desalojado el control central de la sede de RTVV en Burjassot y acto seguido las emisiones han finalizado.

Se ha cumplido así el mandado del juzgado de instrucción número 1 de Paterna que había ordenado el desalojo de las instalaciones para poder llevar a negro las emisiones.

Tanto Nou como Nou24 han quedado así sin imágenes mientras los trabajadores proclamaban desde el estudio 3 del conocido Pirulí diversas consignas contra el cierre y solicitando la dimisión de Alberto Fabra.