El Juzgado de Instrucción número 1 de Paterna, en funciones de guardia, ha incoado diligencias previas y ha dado traslado de la denuncia a la Fiscalía tras la denuncia por "usurpación de instalaciones y coacciones" presentada por los integrantes de la comisión de liquidación de RTVV.La denuncia no va dirigida contra persona concreta y los denunciantes han pedido, como medida cautelar, el desalojo de las instalaciones de Nou en Burjassot, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia valenciano.

En su denuncia, tres integrantes de la comisión liquidadora del ente público alegan que se les impide realizar las funciones que legalmente tienen encomendadas.

Hasta el momento, el juzgado no ha dictado ninguna resolución ni ha resuelto sobre la petición de medidas cautelares, según las mismas fuentes.

La denuncia presentada sigue a la acción de los trabajadores de RTVV de impedir esta madrugada acceder a los liquidadores al centro de control donde están los cables para cortar las emisiones, y han denunciado que se les ha intentado impedir que grabaran esas imágenes.

Posteriormente, los trabajadores han formado un cordón frente al control central de la televisión para que no entrara la policía, que finalmente se ha retirado entre gritos de "no se cierra".

El presentador del informativo especial que se emite desde la medianoche ha explicado poco después de las dos de la madrugada que los liquidadores nombrados por el Gobierno valenciano para cerrar la empresa pública estaban en el control central de la televisión y que "en cualquier momento" podían apagarla.

Los trabajadores se han situado frente a esa sala y han frenado el acceso a la misma por parte de los liquidadores, igual que han hecho posteriormente con los agentes de policía desplazados hasta allí.