El Consell y el PP de la Comunitat cerraron filas ayer para defender un mensaje: el proyecto de privatización sanitaria paralizado en Madrid nada tiene que ver con el modelo de gestión indirecta de la sanidad en la Comunitat.

Lo aseguró ayer el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, tras ser preguntado por la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de mantener la suspensión de la externalización de los hospitales madrileños.

En este sentido, Fabra apuntó que “la situación de la Comunitat no es comparable con la de Madrid; es muy distinta”. El president agregó que aquí “tenemos un sistema de gestión indirecta, pero la sanidad es pública, universal y gratuita”. Fabra citó que el grado de satisfacción de los usuarios “es altísimo en cualquier caso, con gestión directa o indirecta”.

En la misma línea se expresó el conseller de Sanidad, Manuel Llombart, quien añadió: “Nosotros tenemos una sanidad sectorizada en 24 departamentos. Estamos hablando de modelos divergentes”. Además, Llombart añadió que “desde que Alberto Fabra es presidente de la Generalitat, no se ha externalizado ningún servicio sanitario nuevo”.

Por su parte, el vicesecretario de Política Social del PP de la Comunitat, César Augusto Asencio, añadió que de los 24 departamentos, solo cinco son de gestión privada, pero ofrecen un servicio totalmente público, exactamente igual que el que ofrecen todos los hospitales públicos de la Comunitat, sean de gestión pública o privada. Además, añadió que el llamado modelo Alzira, implantado hace 14 años en este hospital, es el mejor ejemplo de la alta valoración del servicio por parte de los ciudadanos, ya que el 91% de pacientes se sienten muy satisfechos. Asencio criticó el “cinismo político de la oposición”, a la que acusó de “intentar confundir a los ciudadanos”.

Por su parte, el secretario general del PSPV, Ximo Puig, pidió revertir al sistema público lo que se ha privatizado en la sanidad valenciana y que “ni se le ocurra ampliar” el proceso iniciado en la Comunitat. Una petición a la que se sumaron EU y CCOO. H