La Conselleria de Educación confía en reducir el índice de fracaso escolar en la Comunitat Valenciana al 15 % en "tres o cuatro años", lo que supondría adelantarse al plazo establecido en el ámbito europeo del año 2020.

Así lo ha señalado la consellera del ramo, María José Català, antes de participar en la primera reunión de la mesa de directores, una iniciativa "pionera y única" en España en la que los directores de los centros más innovadores y con mejor resultado escolar de la Comunitat "asesorarán" al Consell en esta materia. Entre sus miembros están los directores del IES de Morella, el colegio Izquierdo y el CEIP Sanchis Yago de Castellón.

Català ha explicado que la tasa de abandono prematura en la Comunitat se redujo en 2013 un 4,6 % hasta situarse en el 22 %, lo que supone que ha sido la comunidad con la mayor bajada, y que en 2012 superó el 3 %.

"Si fuéramos al ritmo del último año lo alcanzaríamos -el 15 %- en un plazo de tres o cuatro años", ha apuntado, a la par que ha reconocido que la Generalitat esta en "el ritmo más alto de ese descenso pero posicionados en el lugar oportuno para poder asumir ese objetivo", a su juicio, "realizable".

Para ser una de las comunidades con los indicadores de fracaso escolar más bajo, la Conselleria creó la mesa de directores, que hoy se reúne por primera vez y en la que participan responsables de colegios públicos y privados e institutos de las tres provincias.