Tras la primera intervención de Bataller, la Policía Local desalojó a un grupo de manifestantes que protestó al grito de “festes populars, lliures i al carrer” por la sanción que el Ayuntamiento impuso a los participantes en el concurso de paellas que el Casal Popular de Castelló organizó durante las pasadas fiestas de la Magdalena. Uno de los manifestantes incluso llevó un paquete de arroz al concejal de Fiestas, Ximo Torres. Representantes de los colegios Herrero y Mestre Canós exhibieron pancartas contra la reducción de líneas educativas. ROR