Los ayuntamientos de Castellón, en la línea de la Comunitat, mejoraron sus cuentas de tesorería en el 2012, tras subir impuestos como el IBI y recortar gastos. Pero el endeudamiento siguió al alza, un 10% (frente al 12% autonómico), entre otras razones, al asumir el plan de pago a proveedores, que ha transformado la deuda comercial en financiera, tras recurrir al crédito; aunque también ha destensado el balance financiero.

Así lo refleja el informe de la Cuenta General de Entidades Locales del 2012 (últimos datos analizados), que la Sindicatura de Cuentas entregó ayer en Les Corts. En Castellón, el gasto y la inversión por habitante de la Administración ha bajado, pero menos que en Valencia y Alicante. Pero por otro lado ha subido la carga de impuestos, y lo ha hecho por encima de la media autonómica. El gasto por castellonense de las entidades locales ha pasado de 1.009 en el 2011 a 976 euros en el 2012; y la inversión, de 180 a 106 euros, casi la mitad, aunque es la que menos se reduce en la Comunitat. En cuanto a la deuda que asume cada ciudadano, sube de 68 a 93 euros --la menor de las tres provincias-- y la presión fiscal sube de 652 a 685 --la más alta--.

PAGOS A 79 días // En cuanto a la realización de pagos, el 87% de ayuntamientos de Castellón están al día y el periodo medio en el que pagan a sus proveedores ronda los 79 días, según declaran ante el Síndic --en menos tiempo que los de Alicante, a 80; y los de Valencia, a 95 días--.

Otro indicador que analiza el Síndic de Comptes es el grado de liquidez inmediata, y en este punto los de Castellón aventajan al resto, con un 71%; frente al 57% de Alicante y el 31% de Valencia. Y la misma tendencia se reproduce en la capacidad de pago, de solvencia, en el corto plazo.

GASTO EN PERSONAL // En cuanto al porcentaje de gasto que destinan los ayuntamientos de la provincia de Castellón al capítulo de personal, son los que menos aportan, un 29%; frente al 30% de valencia y el 32% de Alicante. La deuda que se arrastra pendiente de otros ejercicios también es menor, del 16%, siete y ocho puntos por debajo respecto al resto

COMUNITAT // En cuanto a la coyuntura autonómica, hace dos años, los municipios aumentaron sus deudas a largo plazo en un 16% hasta situarlas en 2.772 millones de euros; y a corto, algo menos, un 8%, 325 millones.

Esta evolución ha provocado que la deuda autonómica por habitante crezca un 12%, después de haber descendido el ejercicio anterior en un 3%. El impuesto de bienes inmuebles ha crecido un 10,22% y la plusvalía, un 7,91%. En conjunto, los ingresos por habitante se sitúan en torno a los 1.000 euros, con crecimientos del 22,25% en los municipios de Alicante; 12,64%, en Valencia; y del 10,99%, en Castellón. H