Los miembros de la comisión jurídica del Consell Valencià de Cultura (CVC) han redactado una carta en la que solicitan entrevistarse con los liquidadores de Radio Televisión Valenciana (RTVV) y supervisar personalmente el estado de conservación del archivo audiovisual. La presidenta de esta comisión, Josefa Frau, informó al pleno de esta solicitud y alzó la polémica al preguntar al presidente, Santiago Grisolía, por qué no se había tramitado. “Ha sido un retraso burocrático”, explicó. Y anunció que se trabaja ya en el estudio de una nueva televisión pública valenciana.

En el pleno, el CVC acordó que mantendrá en el 2015 un presupuesto de 1,4 millones --igual que el del 2014--,

pero que tendrá que ajustar en algunos capítulos para asumir el pago de parte de la extra del 2012 al funcionariado y el inicio de la carrera profesional. H