Esquerra Unida de Castellón podría iniciar hoy el principio del fin de la crisis que arrastran desde hace dos años y que partió la agrupación en dos: el colectivo de Carmen Carreras (mayoritario) y el del Grao, en el que se agrupan los afines a la europarlamentaria Marina Albiol. La guerra podría finalizar esta tarde porque la ruptura definitiva entre unos y otros podría llegar tras la asamblea convocada en la que se ratificará que EU no concurrirá a las elecciones con Guanyem sino que lo hará en solitario. El Grao votará seguir con la plataforma pero Carreras controla sobradamente a la mayoría de la agrupación y, con sus votos, garantizarán que salga adelante la postura que defiende la concejala.

A partir de ese momento, los de Albiol convocarán una asamblea solo para los miembros de su colectivo con el fin de decidir si se marchan de EU de forma colectiva o individual. Con los estatutos en la mano, si no abandonan el partido podrían ser expulsados por apoyar explícitamente una candidatura (la de Guanyem) cuando a esas mismas elecciones (municipales de mayo) concurre la formación a la que está afiliados (EU).

Guanyem es una plataforma conformada por una quincena de colectivos sociales entre los que destaca el Movimiento 22-M, el Partido X, la PAH (afectados hipoteca), los republicanos de PCML o los yayoflautas. Podemos, de momento, también está dentro de Guanyem, aunque en unas semanas decidirán si siguen. H