El pleno del Consell de l’Estudiantat que debía reunirse ayer para nombrar al sustituto de Zouhair Kastite como portavoz finalmente no llegó a celebrarse debido a la impugnación por parte de Unión Universitaria, que alegó que no se había respetado el plazo mínimo de 7 días precisado para que tuviera validez.

Asimismo, la asamblea claustral va a tener que posponerse hasta después de las fiestas de la Magdalena, ya que también ha sido impugnada la convocatoria, porque por normativa no puede convocarse con carácter de urgencia, según fuentes de Unión Universitaria, que indican que se precisa que transcurran 15 días y, por tanto, no hay suficiente plazo de tiempo como para que pueda convocarse antes del día 7. Un relevo que surge en plena campaña de crowfounding para pagar la fiesta de las Paellas y de las protestas por el modelo 3+2. H