Compromís denunció un “incidente lingüistico” y “contra la libertad de expresión” en Castellón tras la negativa de una patrulla de la Policía Nacional a atender en valencià a un ciudadano retenido por una infracción de tráfico. J.A.S no descarta una queja formal.