Corría el año 1947 en les Coves de Vinromà, un pequeño pueblo de Castellón que cuenta actualmente con unos 2.000 habitantes. España estaba entonces inmersa en plena posguerra. A finales de diciembre de ese mismo año sucedería algo impactante para los lugareños. Un episodio que impactaría tanto a los habitantes de la localidad como a los vecinos de poblaciones colindantes. De hecho, como contaremos más adelante, inspiraría al mismísimo Luis García Berlanga para realizar una película.

El supuesto Miracle de les Coves

La protagonista fue una niña llamada Raquel Roca, que apenas contaba con 8 años y aseguraba ser testigo de las apariciones de la Virgen María en una cueva del paraje de la Morería, muy próximo a Vinromà, conocida como Cova Campana o Cova del Miracle. Su padre, Emilio Roca, no era creyente, pero acompañaba a su hija todos los días al lugar y las afirmaciones de la pequeña encontraron eco en el párroco de la población.

Los hechos no tardaron así en propagarse como la pólvora por toda la región, hasta el punto de producirse, en más de una ocasión, masivas migraciones de personas que querían ser testigos del citado milagro. Citados todos para el 1 de diciembre de ese año, enfermos, inválidos, niños, ancianos e interesados y curiosos se desplazaron en carro, bicicletas e incluso a pie hasta el lugar, como si de una peregrinación se tratase, aunque ese día en concreto no sucedió ningún hecho paranormal.

Según datos de la época llegó a cifrarse la cantidad de visitantes en unos 350.000, quienes, a toda costa, querían formar parte de lo sucedido. Miles de fieles acudían incluso al domicilio particular de la familia Roca para ver a la niña, tocarla, o solicitarle alguna que otra petición personal.

Raquel Roca, la nueva Bernardette

Hay quien opina que aquellos hechos sobrenaturales jamás tuvieron lugar, y que más bien se trató de una neurosis popular en un tiempo en el que la fe servía para aliviar muchas carencias. Así, todo habría sido fruto de una malinterpretación visual por parte de Raquel -una niña muy despierta, según testimonios de la época-, fomentada por su propia madre, y exacerbada posteriormente por la pasión de la sociedad de aquellos años. De hecho, la propia Iglesia desacreditó el acontecimiento, asegurando que era una mera fantasía de la pequeña después de que viera ‘La canción de Bernardette’, una película que versaba sobre las apariciones de Lourdes.

Realidad o ficción, aquel acontecimiento social dio lugar a supuestas curaciones. Algo que, quizás, podría atribuirse a un estado de sugestión, lo cual no deja de ser, por otra parte, otro hecho extraordinario. En la localidad aún se narran, a favor y en contra, anécdotas sobre lo sucedido.

Más datos sobre la leyenda de Les Coves:

  • Aseguran que la historia sirvió de inspiración al mítico director de cine Luis García Berlanga en la película ‘Los jueves, milagro’, de 1957. Dicho filme estaba ambientado en un pueblo llamado Fontecilla, en el que sus habitantes planean organizar apariciones marianas para incrementar la afluencia de visitantes. De hecho, años más tardes, Berlanga visitaría la población durante el rodaje de ‘París-Tombuctú’, donde rodaría algunas escenas.
  • Raquel Roca, la niña protagonista de la historia, fue examinada por médicos, e incluso por el psiquiatra valenciano Marco Merenciano. Las conclusiones de aquel doctor fueron que no existía patología alguna.
  • El gobernador civil de Castellón ordenó a la Guardia Civil que prohibiese el acceso a la cueva, pero cuatro meses después de la presunta aparición la gente seguía agolpándose en la misma.
  • Después de estos acontecimientos, Raquel, junto a sus padres se trasladaron a Barbastro. Finalmente su padre acabaría sus días en Cantavieja (Teruel). Por su parte, parece que Raquel Roca, la niña protagonista se trasladó a Barcelona para vivir junto a su marido, que ejercía de médico.

Fuente: 50 lugares mágicos de la Comunitat Valenciana, de Jorge Sánchez