La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, destacó ayer en su visita a la unidad pedagógica del General que «nuestro compromiso es humanizar la sanidad y normalizar la estancia hospitalaria de los pacientes pediátricos». Con este fin, la administración autonómica llevará a cabo las nuevas urgencias pediátricas contarán con una sala de observación con ocho camas, cuatro consultas, dos boxes para enfermería, otro de observación, una sala de técnicas, recepción y sala de espera. La principal novedad de este departamento con respecto a la situación actual es que contará con un espacio más concreto y en mejores condiciones. Estas nuevas urgencias donde atenderán a los más pequeños se ubicarán en el edificio previsto junto al actual Hospital y sus obras se licitarán antes de mayo.

Hay que recordar que la unidad pedagógica cuenta con tres profesores para atender a menores hospitalizados con el fin de que no pierdan el ritmo en su formación. Este servicio atiende una media de 800 niños al año. Por su parte, el hospital de día permite la atención a estos sin necesidad de ser ingresados (4.349 pequeños en el 2017). En este sentido, Sanidad destina 120.000 euros a mejorar los servicios asistenciales de la población pediátrica. Las consultas externas han atendido a 16.240 niños este año.