El derrumbe de parte del techo de la cuarta planta del Ayuntamiento que se produjo en la madrugada de ayer obligó al traslado del servicio de atención al público de las áreas de Consumo y Sanidad a la planta baja del edificio municipal durante la mañana, con el fin de poder seguir ofreciendo el servicio a los vecinos de la capital.

Una situación de la que se hizo eco la portavoz del grupo municipal del PP, Begoña Carrasco, en sus redes sociales, quien se congratuló de que no hubieran heridos. Según explicaron fuentes municipales, el desprendimiento del doble techo no afectó a ningún ciudadano ni funcionario y durante la mañana se restringió el paso por la zona afectada aunque sí que pudieron trabajar con cierta normalidad el resto de trabajadores municipales que prestan sus servicios en esta planta municipal y cuya zona no resultó dañada por los cascotes.

AFECCIÓN / Sin embargo, como resultado de esta caída ocurrida por la noche, se dañaron ordenadores y el mobiliario ocupado normalmente por cuatro funcionarios que ofrecen información al público de forma habitual -dos de sanidad y otros dos de consumo- además de otra trabajadora que realiza labores de gestión administrativa del área de sanidad.

Tal y como explicaron desde el consistorio, «el desprendimiento de una parte del falso techo de la cuarta planta dejó sin servicio varios puntos de atención a la ciudadanía». Por este motivo, el área de Consumo se traslada a la zona de Registro y la de Sanidad a la parte donde se ubican las concejalías -ambos están en la planta baja del edificio noble de la plaza Mayor- hasta que se reparen los daños por parte del consistorio.

Precisamente con el fin de conocer el alcance del derrumbe, los servicios técnicos municipales (del área de Ingeniería y de Prevención de Riesgos Laborales), iniciaron, a primera hora de la mañana, una inspección preliminar para determinar las causas y las características de los desperfectos, así como para garantizar la seguridad de los empleados.

MÁS DE 15 DÍAS // Además, y con el fin de que sean conocedores de los datos, el Ayuntamiento de Castellón informó a los sindicatos sobre las gestiones realizadas durante todo el día de ayer para trasladarles las actuaciones realizadas. Por el momento, fuentes municipales confirmaron a este diario que los trabajos de reparación se prolongarán, al menos, por espacio de unos quince días, después de que los servicios municipales hubieran realizado en la mañana de ayer una primera inspección de los daños en la cuarta planta municipal.