El I Congreso Internacional de Riesgos y Emergencias (CIRE 2018) contará con actividades paralelas a las ponencias y mesas redondas como una de las principales novedades que ofrecerá a los participantes en esta cita mundial que se celebrará en Castellón desde el 1 al 3 de octubre.

Se trata de dos parques de la prevención con rocódromos y juegos infantiles -uno se instalará el día 1 de octubre en la plaza de las Aulas con motivo de la inauguración del evento y, el segundo, los días 2 y 3 en el exterior del Paranimf de la Jaume I--.

En cuanto a los talleres, uno versará sobre el rescate en vertical, en el que está prevista la participación de la unidad de montaña, y otro de excarcelación, ambos en la UJI; otro sobre auxilio acuático en la playa de Benicàssim y un cuarto de potabilización de aguas. El público en general podrá asistir como espectador de las demostraciones.

ACERCAMIENTO / Con estas actividades, la organización del congreso quiere acercar a la ciudadanía en general la actividad y las funciones de los bomberos y el personal de emergencias para que conozcan en primera línea las tareas que realizan.

Las inscripciones, de carácter gratuito, pueden realizarse a través de la web www.cire2018.com. El evento ya cuenta con más de 420 inscritos. La organización se ha fijado la meta de los 500 participantes y confía en alcanzar esta cifra debido a la gran calidad de los ponentes, entre los que se encuentran profesionales procedentes de Nueva York, Londres, Chile, Francia y España. Entre los nacionales destaca el representante de la Universidad de A Coruña.

El congreso de la próxima semana lo organizan el Consorcio de Bomberos, la Diputación provincial y la Fundación Mapfre.