Marina d’Or confirmó a este diario que ha alcanzado un acuerdo con el Banc Sabadell para saldar la deuda de su inmobiliaria Comervi a cambio de 40 apartamentos y una nave. El acuerdo se entiende en el contexto del convenio del concurso de acreedores de la firma, que fue cifrado en unos ocho millones de euros.

Los apartamentos que pasan a manos de la firma controlada por Josep Oliu están ubicados en la Ciudad de Vacaciones de Orpesa, uno de los puntos con más concentración turística de la costa castellonense. El Sabadell posee una inmobiliaria, Solvia, que podría ser la encargada de gestionar las viviendas, ya sea para su puesta en venta o bien para el alquiler vacacional.

Este acuerdo es un paso más en el saneamiento de Comervi, que previamente alcanzó un acuerdo con sus acreedores (Sareb, la Agencia Tributaria y la Seguridad Social) para la salida del concurso.