El centro de recepción de menores Penyeta Roja de Castellón dejará de dar servicio cuando la Conselleria de Igualdad termine de acondicionar las instalaciones del Verge del Lledó, de Hermanos Bou en torno a junio del próximo año. Así se desprende de las declaraciones de la diputada provincial de Acción Social, Elena-Vicente Ruiz, tras la reunión de la comisión mixta entre ambas administraciones, celebrada ayer y en la que participó el secretario autonómico Alberto Ibáñez.

Vicente-Ruiz pidió la semana pasada acabar con la incertidumbre y concretar el futuro de estas dependencias, tras anunciarse en la primavera del 2017 su cierre, ya que seguía recibiendo a niños en desamparo. Ahora la diputada señala: «Nos han pedido unos meses más para que Penyeta deje de prestar el servicio y sea el Verge del Lledó el centro de recepción y acogida de menores y hemos llegado al acuerdo de dar, prácticamente hasta mitad del año que viene, que es un tiempo, según ellos de sobra, para acabar de acondicionarlo».

Esto supone, indica, que hasta junio seguiría abierto Penyeta. «Nosotros estamos invirtiendo en el servicio casi dos millones de euros y tenemos que agilizarlo para llegar a alguna concreción antes de que acabe la legislatura. Parece ser que sí, que están en condiciones de hacerlo y nosotros de seguir en disposición de asumir en solitario el coste», dijo. La cordialidad institucional continúa. «Hemos decidido continuar en la línea que llevábamos de colaborar y no politizar el tema», manifiesta la diputada.

La Conselleria señala que «se ha ratificado la hoja de ruta establecida en su día por la vicepresidenta Oltra y el presidente de la Diputación, según la cual el centro de recepción actual seguirá dando servicio mientras acaba la 2ª fase de obras de las otras instalaciones», pero no da plazos.