El portavoz adjunto del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Juan José Pérez Macián, recordó que ayer se cumplió un año del asalto a la azotea del Ayuntamiento de Castellón por un grupo de individuos que se autoproclamó miembro de las denominadas BAF (Brigadas Antifascistas). «Doce meses después, y en contra de lo que predica el equipo de gobierno seguimos sin disponer del informe policial completo, a pesar de que lo hemos reclamado en reiteradas ocasiones», denunció.

«Es hora de que la alcaldesa, Amparo Marco, dé la cara, porque se confirma que su gestión es la más opaca de la historia», indicó, asegurando que «el Ayuntamiento de Castellón solo se parece al cristal en lo de frágil porque de transparente no tiene nada».

El PP exigió «conocer qué ocurrió, cómo pudo suceder y que se depuren responsabilidades políticas». «Unos hechos de la gravedad de los que se vivieron hace ahora un año no pueden quedar impunes», subrayó. «De lo contrario, lo que encontramos es la connivencia de la alcaldesa con los responsables del asalto», reflejó.

Asimismo, acusó a los concejales de Compromís de participar en manifestaciones proindependentistas, lucir lazos amarillos y publicar tweets que desafían a la justicia.