El secretario general del PSPV-PSOE en la provincia de Castellón, Ernest Blanch, califica de «éxito» la «capacidad de diálogo» que ha llevó el pasado miércoles a aprobar los presupuestos de la Diputación sin ningún voto en contra de los partidos de la oposición. «Unos presupuestos que erradicarán las prácticas clientelistas de los últimos 20 años del Partido Popular de cara a los municipios y los ciudadanos», dice.

Blanch señala que «las ayudas nominativas llevadas a cabo de manera indiscriminada por el PP desaparecerán y serán sustituidos por la libre concurrencia competitiva, basada en criterios objetivos». Apunta que, con estos presupuestos, «habrá una mayor y mejor redistribución de recursos entre la sociedad civil, y que se haga en términos de igualdad y no de arbitrariedad».

El secretario general de los socialistas también destaca otros aspectos «como el primer Plan de Igualdad, que llega 12 años tarde y que el PP no ha implantado, incumpliendo ley». Elogia, asimismo, las partidas dedicadas a la transición energética y a la memoria democrática.

Blanch pone en valor el «gran trabajo» realizado por los diputados, además de resaltar la «encomiable tarea» del presidente de la Diputación, José Martí, incidiendo en que se han realizado ya reuniones «con más de 100 alcaldes para escuchar sus necesidades, apostando por el carácter municipalista de las cuentas 2020».