La amenaza que supone la contaminación para los fondos marinos, producida en gran medida por los plásticos, se coló ayer en el pleno de Les Corts. Y es que como informó Mediterráneo este hecho, junto al cambio climático, son los principales factores que ponen en riesgo el ecosistema marino de la provincia, en el cual el parque natural de las Illes Columbretes juega un papel crucial al ser la principal joya a proteger. Temas, todos ellos, que se abordarán hoy en la jornada organizada por este periódico, BP y Facsa en el hotel Intur de Castelló.

El parlamento valenciano acordó ayer instar al Consell a elaborar un estudio sobre el origen y composición de la basura marina del litoral valenciano; a realizar campañas de sensibilización ciudadana, y a seguir dando ayudas para que el sector del plástico se reinvente y avance en el reciclado. La Comunitat prohibirá a partir de julio del 2021 la venta de plástico de un solo uso, como cubiertos, vasos o bastoncillos.

No hay que olvidar que el Mediterráneo es uno de los mares más contaminados por este material, según alertan entidades ecologistas. De ahí la urgencia de actuar para revertir la situación.

La iniciativa, presentada por Ciudadanos (Cs) y cuya redacción final se ha consensuado con el PSPV, Compromís y PP, contó con la abstención de Unides Podem, que la calificó de «cosmética» e «insuficiente», y de Vox, que comparte «el fin pero no los medios que se van a utilizar».

Cada año se vierten el Mediterráneo unas 570.000 toneladas de plástico, lo que equivale al contenido de casi 22.000 camiones, según un informe de la entidad ecologista WWf. Esto repercute directamente en la salud de las personas, ya que cada ciudadano se calcula que cada semana ingiere el plástico correspondiente a una tarjeta de crédito, lo que causa daños en el hígado y problemas hormonales.

El diputado de Ciudadanos Eduardo del Pozo aplaudió que se haya encontrado «una dirección común en beneficio del medio ambiente», mientras que el socialista David Calvo ha lamentado que se «demonice» al sector del plástico, cuando la Comunitat es la que más creció en reciclaje de plástico en el 2018.

El diputado de Compromís Juan Ponce acusó a Cs de «intentar evidenciar» falta de acuerdos dentro del Botànic y «erigirse en salvadores del Mediterráneo». Por su parte, la diputada de Unides Podem Beatriu Gascó afirmó que la propuesta era «muy bonita, pero totalmente insuficiente».

La diputada del PP Elisa Díaz lamentó que el Consell «no invierta nada en infraestructuras de gestión de residuos» y el de Vox José Luis Aguirre apostó por «medidas ambiciosas y no parches».