Los procesos de tramitación de los nuevos planeamientos urbanísticos en las ciudades ponen el foco en las áreas de expansión y sumar superficies para crear viviendas, espacios dotacionales e industrias. En el caso de Castelló, a esta dinámica se suma la identificación de más de un centenar de «zonas de oportunidad» en partes plenamente consolidadas, como el propio centro, que en la actualidad no tienen uso y pueden tener un papel importante a la hora de generar viviendas o zonas para el comercio.

El concejal de Urbanismo, Rafa Simó, explica que el documento «señala la presencia de solares, antiguas áreas industriales y almacenes que pueden revertir un impacto negativo y mejorar la trama urbana». Buena parte de los lugares detectados se hallan entre los anteriores trazados de la vía del tren y la carretera nacional 340, como terrenos en las inmediaciones de El Corte Inglés, o el edificio que fue sede de Marie Claire antes de su traslado a las dependencias de Borriol.

USOS / En muchos casos, edificios de factorías o talleres tienen la oportunidad de transformarse en bloques de pisos, de manera que se amplía el parque disponible sin necesidad de hacer unidades de ejecución. Además, el edil destaca que la operación de coser estos espacios infrautilizados «cuenta con el respaldo de Europa», ante la posibilidad de optar a ayudas para la regeneración urbana, cosa que los fondos Feder «no contemplan para construcciones que no sean resultado de rehabilitaciones». La identificación de estos núcleos de oportunidad, que cuentan con una gran variedad de tamaño, se unen a las tradicionales tipologías de unidades de ejecución y sectores, en los que se detallan terrenos urbanos, tanto los dedicados a uso residencial, industria o dotaciones.

Ejemplos de ello en la propuesta de plan son, indica Simó, el entorno de Crèmor, «o la parte industrial que hay contemplada en las inmediaciones de la futura estación intermodal» del puerto, como foco de atracción de inversiones industriales. Poner el foco en los solares desperdigados en el centro es una medida presente en los nuevos ordenamientos urbanísticos, que pretende incentivar el aprovechamiento de estos puntos y erradicar problemas.