Tras un «año récord» en turismo para la Comunitat, y también en Castellón, toca mirar al futuro para no perder competitividad, y será la utilización de las nuevas tecnologías, la sostenibilidad y la calidad lo que determinará en los próximos años si un destino sigue siendo exitoso o no. Estas son algunas de las claves del Plan Estratégico de Turismo de la Comunitat Valenciana 2020-2015, que presentaron ayer el president de la Generalitat, Ximo Puig, y el secretario autonómico de este departamento, Francesc Colomer.

El documento, por el momento, se ha abierto a la participación y a las nuevas opiniones que puedan aportar tanto ayuntamientos como profesionales, empresas privadas, patronales, universidades o sindicatos. El objetivo es aprobarlo antes del verano.

Su presentación se celebró en el Palau de la Generalitat y a la misma acudieron desde la provincia el presidente de la Diputación de Castellón, José Martí; la diputada del área, Virginia Martí; las concejalas de Turismo de Castelló y Peñíscola, Pilar Escuder y Raquel París; la presidenta de la Cámara, Dolores Guillamón; y el director general de Aerocas, Joan Serafí Bernat, entre otros.

Claves

Puig lanzó alguna de las claves que caracterizan a este plan, como la implantación de la inteligencia artificial en la estrategia turística autonómica y local o el impulso de un turismo sostenible y responsable. A ello se le añade apostar por la Comunitat como destino hospitalario, competir en calidad y excelencia y no en precios, fomentar la formación en el empleo y reducir la precariedad, manifestó.

«Estamos en un buen momento para planificar estos próximos cinco años», afirmó Puig, que recordó que durante esta legislatura se ha consolidado el turismo con un crecimiento de la llegada de visitantes, entre el 2014 y el 2019, cercana al 30%. Castellón cerró el año pasado con la visita de 1.970.233 personas que se alojaron en hoteles, cámpings, segundas residencias o apartamentos turísticos, una cifra un 8,6% superior a la del 2018.

Por su parte Colomer destacó «la gobernanza colaborativa, la vertebración del territorio, el impulso de la competitividad y del capital humano y el marketing turístico» como otros cuatro pilares que sustentarán este plan.

A la finalización de la reunión Escuder destacó que el Ayuntamiento de la capital de la Plana está realizando «esfuerzos» para adaptarse a los nuevos perfiles de visitantes. «Cada turista tiene unas necesidades y unas demandas concretas que debemos saber cómo cubrir», manifestó.

Hoteles

Por otro lado, el Instituto Nacional de Estadística (INE) dio a conocer ayer los datos de ocupación hotelera del pasado mes de enero y no dejan buenas cifras para la provincia, ya que pierde casi el 6% de viajeros respecto al mismo periodo del año pasado. En concreto, 39.197 personas se alojaron en establecimientos de este tipo en la provincia, por los 41.386 del 2019. No obstante, no se trata de un indicador demasiado importante, ya que enero es tradicionalmente uno de los meses más flojos del año para los hoteles. De hecho, muchos están cerrados